Cuidados para los profesionales sanitarios

Indicaciones publicadas por La Sociedad Española de Psiquiatría a 20 de marzo, en su página web

Retos destacados a los que se enfrenta el personal sanitario:

  1. Desbordamiento de la demanda asistencial.

  2. Riesgo de infección.

  3. Equipos insuficientes e incómodos.

  4. Proporcionar apoyo y atención sanitaria.

  5. Gran estrés en las zonas de atención directa.

  6. Exposición al desconsuelo de las familias.

  7. Dilemas éticos y morales.

A continuación presentamos los síntomas a los que nos podemos enfrentar los profesionales sanitarios.

Emocionales:

  • Ansiedad

  • Impotencia

  • Frustración

  • Miedo

  • Culpa

  • Tristeza

  • Irritabilidad

  • Anestesia emocional

Cognitivas:

  • Confusión o pensamientos contradictorios

  • Dificultades de concentración.

  • Dificultades de memoria

  • Pensamientos obsesivos y dudas

  • Pesadillas

  • Imágenes Intrusivas

  • Sensación de Irrealidad

  • Fatiga por compasión

  • Negación

Conductuales:

  • Hiperactividad

  • Aislamiento

  • Evitación de personas o conflictos

  • Verborrea

  • Llanto incontrolado

  • Dificultad para el autocuidado

Físicas:

  • Dificultades respiratorias

  • Sudoración excesiva

  • Temblores

  • Cefaleas

  • Mareos

  • Molestias gastrointestinales

  • Contracturas musculares

  • Taquiardias

  • Parestesias

  • Agotamiento físico

  • Insomnio

  • Alteraciones del apetito

Recomendaciones a seguir:

  • Cuidar las necesidades básicas: Comer a horas regulares, mantener una buena hidratación y asegurarse horas de sueño suficientes.

  • Descansar siempre que sea posible. Relajarse, escuchar música, charlar… Ejercitar una afición que nos evada de la situación laboral.

  • Planificar una rutina fuera del trabajo.

  • Mantener el contacto con los compañeros y ejercer el apoyo mutuo.

  • Respetar las diferencias. Cada persona tenemos un serie de mecanismos individuales para hacer frente a nuestro estrés. Debemos respetar esa diferencia.

  • Compartir información constructiva.

  • Estar en contacto con la familia y seres queridos.

  • Mantenerse actualizado a través de fuentes fiables de conocimientos.

  • Limitar la exposición a los medios de comunicación.

  • Permitirnos pedir ayuda.

  • Utilice la ventilación emocional. Las emociones nos hacen humanos. Compartirlas con personas que nos transmitan seguridad y confianza, ayuda a hacerlas más tolerables.

  • Autoobservación: ser conscientes de nuestras emociones y sensaciones.

  • Aplicar estrategias de regulación emocional.

  • Recordar que lo que es posible no siempre es lo probable. En nuestro ejercicio profesional en esta pandemia tenemos un gran sesgo ya que estamos en contacto con los casos más graves. Ser consciente que esta situación no es la mayor probabilidad y que la mayoría de las personas son asintomáticas o presentan cuadros leves va a disminuir una gran parte de la carga emocional.

  • Reconocer al equipo asistencial. Reconocer nuestros éxitos, compartirlos y sentirnos parte de un equipo.

#tenircura#estevirusloparamosunidos#quedateencasa#personesquetenencuradepersones